Categorías

Volver

El Centro RAEE Fundare ya recicla celulares y computadoras

Fundare Santa Cruz, entidad formada por CAINCO, ha comenzado a reciclar aparatos eléctricos y electrónicos a través de su Centro Ambiental. Para ello ha desarrollado una campaña de concientización, con el apoyo de EMACRUZ y de la telefónica TIGO.

Nota de Prensa     03-03-2015

Fundare Santa Cruz, entidad formada por CAINCO, ha comenzado a reciclar aparatos eléctricos y electrónicos a través de su Centro Ambiental. Para ello ha desarrollado una campaña de concientización, con el apoyo de EMACRUZ y de la telefónica TIGO, que desarrolló una aplicación móvil para identificar los centros donde depositar los RAEE (Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos).

Fundare Santa Cruz, una fundación de CAINCO, definió el año pasado encarar una iniciativa socialmente responsable especializada en la Gestión Integral de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), principalmente generados de las Tecnologías de la Comunicación e Información y aparatos de consumo. Para ello creó el Centro Ambiental de RAEE Fundare que implementa sus servicios en el manejo de este tipo Residuos en las etapas de recolección, transporte, tratamiento, desmantelamiento y descontaminación y comercialización en el mercado nacional e internacional.

En una primera etapa este Centro Ambiental ha comenzado sus operaciones con los denominados TIC´s, es decir las tecnologías de la información y comunicación, en otras palabras aparatos de computación y celulares. En ese sentido está iniciando una campaña para que la población tome conciencia de que estos aparatos que ya cumplieron su vida útil pueden ser dañinos para la salud si no son adecuadamente manipulados y tratados.

Se estima que en los últimos 5 años se han acumulado 19 mil toneladas de RAEE sólo del sector TIC´s, lo cual se convierte en un problema ambiental que está siendo coordinado con EMACRUZ de la Alcaldía para su respectivo tratamiento. Por esto el organismo municipal ha confiado en Fundare Santa Cruz, para que oficialmente sea la institución que trabaje en el reciclado de estos residuos a través de su Centro Ambiental..

Por su parte, se tiene el importante apoyo de TIGO, empresa que se ha sumado a esta iniciativa, lo cual pone en relieve la responsabilidad social empresarial de esta firma telefónica que apoyará en la difusión de la campaña y además, con una aplicación móvil, permitirá identificar los puntos más cercanos en los cuales las personas podrán depositar sus celulares y computadoras en desuso.

Se estima que Bolivia está generando 20 mil toneladas de residuos electrónicos y electrónicos al año, por lo cual se calcula que cada boliviano genera más de dos kilos de residuos electrónicos por año, tendiendo que dentro de cinco años, cada uno será responsable por 3,3 kilos de estos desechos. Esto significa que el país debe trabajar para enfrentar una montaña de 33.000 toneladas anuales en los próximos años, con una tendencia creciente, sin contar con la importación informal o contrabando.

Esta problemática se agudiza en la ciudad de Santa Cruz, que siendo una de las ciudades con mayor crecimiento económico y poblacional de Bolivia, en los últimos años ha comenzado a experimentar un cambio tecnológico en el consumo de equipos de la Tecnologías de la Información y comunicación (TIC´s), teniendo una gran demanda de computadoras, celulares y televisores. Se estima que al año Santa Cruz consume 25.000 toneladas de TIC´s. Pero así como somos testigos de este gran auge, somos conscientes que la cantidad de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos que se vienen acumulando y se generaran en los próximos años.

Si a esto le sumamos los problemas actuales que se tienen a nivel de los municipios, respecto al manejo de los residuos sólidos comunes generados de los hogares, empresas e instituciones. Esta generación de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos origina una creciente preocupación por la alta variedad de sustancias tóxicas que contienen, que pueden generar contaminación ambiental, además de exponer a los habitantes a condiciones peligrosas para su salud.