Categorías

Volver

El 67% de los puestos de trabajos en Bolivia se pueden automatizar

En el Simposio del Club de Ciencias de Bolivia, organizado por esta entidad y la agencia de innovación de CAINCO, Santa Cruz Innova, se demostró que es fundamental invertir en científicos bolivianos, pues los avances tecnológicos nos están dejando atrás.

Nota de Prensa     09-01-2019

Fernando Hurtado, vicepresidente de CAINCO al iniciar este evento señaló que es importante apoyar al talento boliviano brindándoles una educación que nos posibilite generar una innovación que permita el desarrollo sostenible de Bolivia, razón por la cual se creó la primera agencia de innovación de Bolivia, Santa Cruz Innova.

Mohamed Mostajo, director del Club de Ciencias de Bolivia, remarcó estos conceptos al señalar que la contribución científica de Bolivia a Latinoamérica solo llega al 0,22% del total y que el país solo invierte el 0,16% de su PIB en investigación. De ahí la importancia de seguir desarrollando las actividades del Club de Ciencias de Bolivia que reúne actualmente a 450 jóvenes bolivianos con vocación científica y que reciben capacitación de parte de profesores y profesionales internacionales que han egresado de las más destacadas universidades del mundo.

Durante las exposiciones del Simposio se resaltaron algunos temas y datos que ponen en alarma la posición de Bolivia en el contexto mundial. Por ejemplo, Pablo Contreras, que trabaja en la empresa Salesforce, señala que la Industria 4.0 está revolucionando el mundo laboral, pues en Bolivia el 67% de los puestos de trabajo actuales pueden ser fácilmente automatizados. Con la revolución industrial 4.0, que combina lo digital, lo biológico y lo físico, ya se ha creado al primer robot con ciudadanía del mundo, dotado de inteligencia artificial. Según información del World Economic Forum, los expertos estiman que la inteligencia artificial gane la serie mundial de poker en 2020, que imite perfectamente a cualquier cantante en 2027 y que escriba un best seller en 2049.

Por su parte, Sebastián Torres Montoya, de los Laboratorios de Cocreación en Salud de Colombia, investigó la innovación en el sector público de Latinoamérica y llegó a la conclusión de que la inversión en investigación y desarrollo está fundamentalmente dada por los gobiernos y que debería ser el sector privado coloque más recursos económicos en esta área, porque en los países más desarrollados la inversión pública en esta área es menor a la privada.

Otro de los expositores fue Felipe Navarrete de Ohana Biosciences, quien resaltó el uso de biotecnología para enfocarse en los desafíos de la agroindustria como son la pérdida de nutrientes en el suelo, la protección de las plantas desde las semillas, el seguimiento de cada planta, el monitoreo en vivo de los suelos, la susceptibilidad al cambio climático, la infertilidad en plantas, el monitoreo y control de plagas, así como el mejoramiento de la genética animal y la aceleración de la reproducción.

Por su parte, el colombiano Daniel Cuartas motivó a los asistentes al presenter cómo su seguidor de pupilas para ayudar a las personas con movilidad reducida a controlar su entorno con un producto más accessible económicamente a los que se encuentran en el Mercado. Esto producto es el resultado de combiner sus pasiones como el ilusionismo, la magia y la ciencia.

Durante este evento también se presentó Elisa Chaparro, quien demostró que el cienpiés tiene la capacidad de aliviar dolores reumáticos, resfriados y convulsiones, reducir los síntomas generados por la degradación del sistema nervioso central (como el Alzheimer), prevenir y tratar el cáncer y por su capacidad de absorber el agua puede impedir la tuberculosis fúngica y la dermatitis bacteriana.

Igualmente, Bruno López-Videla de la Universidad de California San Diego expuso que la forma en la que los gobiernos locales financian el gasto público es importante, destacando que los incrementos en ingresos propios tienen un efecto positivo sobre bienes públicos a diferencia de las transferencias fiscales. Recalcó que, si se desea que los gobiernos locales provean mejores servicios y bienes públicos, entonces puede ser más eficiente invertir en su capacidad para recaudar impuestos locales, en vez de incrementar las transferencias fiscales.

Al finalizar Giovanni Carosso de Johns Hopkins University, introdujo a los asistentes al mundo marítimo, destacando que el océano es el que suministra el mayor porcentaje de las proteínas del mundo consumidas por los humanos, es la fuente más prometedora de nuevos medicamentos para combatir el cáncer, el dolor y las enfermedades bacterianas, produce la mayor parte de nuestro oxígeno y regula nuestro clima, además de absorbe el dióxido de carbono de la atmósfera y reduce el impacto del cambio climático.

Sin embargo, la salud de los mares está en peligro por el impacto del ser humano, razón por la cual se desarrollará una expedición inédita de más 660 días que pasará por 36 países y 2 continentes para estudiar el mar con la participación no solo de científicos sino de estudiantes. Así se conocerán más detalles del mar, usando bioinformática para identificar, por primera vez, las especies acuáticas, aprovechando la tecnología genética y los algoritmos computacionales más avanzados en el mundo