Categorías

Volver

Por el bien de la economía nacional, CAINCO pide abrogar el Doble Aguinaldo

Nota de Prensa     25-10-2018

La Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO) reitera que la medida del Doble Aguinaldo es perjudicial para el país en su conjunto y los distintos sectores que lo integran, incluyendo al sector público y, lo que es peor, a la creación de empleo digno. Por tanto, ratifica su rechazo a la aplicación de esta medida y pide de forma categórica su abrogación.

Las autoridades deben analizar con mucha responsabilidad la aplicación de esta medida por las razones que públicamente hemos expuesto y que resaltamos a continuación:

1) Las empresas están golpeadas por la desaceleración de la economía. Las utilidades del sector privado han caído 20% en forma acumulada en los últimos tres años. Con una situación patrimonial más debilitada, tendrán serios problemas de flujo de caja para cumplir con esta disposición.
2) El crecimiento del PIB no es un parámetro objetivo para asegurar que las empresas y su economía han crecido y que estarían en condiciones de pagar un sueldo extra. El PIB cuantifica volúmenes generales de producción y no ingresos por ventas como lo hacen las empresas.
3) Se constituye en un impuesto a la contratación de mano de obra. Implica un alza del costo laboral de más de $us 660 millones para el sector privado y un aumento del costo por trabajador de 8,5%. Y si le agregamos el incremento salarial de este año, este costo se eleva a casi el 14%. Ya, en promedio, el sector privado formal paga 18 sueldos anuales, incluida la prima; y en el caso de empresas asentadas en regiones fronterizas, se incrementa a 20 sueldos anuales.
4) Es un incentivo a la informalidad laboral. Actualmente 3,8 millones de trabajadores activos no tienen seguro médico (69% del total) y 4,5 millones no aportan para su jubilación (83% del total). La medida empeorará esta situación y hará que más trabajadores se encuentren en vulnerabilidad social.
5) Genera costos para el sector público y menos inversión pública. Al Estado le representa $us 300 millones este año, agudizando aún más el déficit fiscal que se calcula estará en $us 3.200 millones. Su efecto también se verá en los ingresos fiscales de 2019, puesto que implicará menor recaudación por Impuesto a las Utilidades de Empresas (UIE) de cerca de $us 200 millones. Sumados ambos implican $us 500 millones que bien podrían destinarse a la inversión pública.
Como sector privado estamos comprometidos con el desarrollo integral de nuestra sociedad y promovemos que las condiciones de vida de todos mejoren cada día. Sin embargo, alertamos que en la situación económica actual no existen las condiciones para atender esta disposición sin dañar el corazón productivo y la generación de empleos sostenibles.

Por estas razones, que van más allá del interés de nuestros asociados y ven la situación del país en su conjunto, reiteramos nuestro rechazo a esta medida.

Santa Cruz, 25 de octubre de 2018