Categorías

Volver

El doble aguinaldo no es una medida positiva para la economía boliviana

Jorge Arias Lazcano, presidente de CAINCO indicó que el doble aguinaldo es una medida que no condice con la realidad de las empresas y puede disparar efectos negativos en la generación de empleos.

Nota de Prensa     10-10-2018

El titular de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO), Jorge Arias Lazcano, señaló que el anuncio del pago del doble aguinaldo no es una medida positiva para la economía nacional, pues las empresas no están en condiciones de asimilar un 14% de incremento en los costos laborales tomando en cuenta el incremento salarial de este año y el pago anunciado este 10 de octubre por el presidente Evo Morales.

Las empresas formales están obligadas a pagar más de 17 sueldos tomando en cuenta el doble aguinaldo, las primas y en el caso de las empresas que están en frontera los bonos correspondientes, dijo Arias. Sólo para este año se calcula que el Doble Aguinaldo representará una erogación para el sector privado de más de $us 650 millones.

Añadió que las utilidades de las empresas han caído 20% acumulado en los últimos tres años. “Las empresas todavía están sintiendo los efectos de la desaceleración de la economía, sobre todo las Pymes. Las empresas que están atravesando un momento complicado, tendrán un serio problema de flujo de caja, porque deberán pagar el sueldo de diciembre, el aguinaldo del año y el Doble Aguinaldo en un lapso de tiempo muy corto. Es muy posible que las empresas no tengan el suficiente dinero para hacer estos pagos”, remarcó.

En los últimos años no todos los sectores de la economía han crecido al 4,5%. Una gran parte creció a un ritmo menor y por lo tanto no está en condiciones de pagar el Doble Aguinaldo.

Reduce la generación de nuevos empleos formales
Otro de los efectos del doble aguinaldo es en el empleo. “No podemos seguir con dos realidades laborales distintas. De 5,5 millones de bolivianos que están activos laboralmente, más de 4 millones de bolivianos son informales y no tienen acceso a beneficios sociales. Por eso esta medida afecta a la creación de nuevas fuentes de empleo porque el incremento de costos laborales frena a que las empresas puedan generar más fuentes laborales formales”, apuntó.

Acotó que se corre el riesgo de que muchas empresas formales pasen a la informalidad debido a la difícil situación financiera en que las coloca el doble aguinaldo.

Por otra parte, Arias mencionó que el sector público debe pagar más de $us 300 millones por el doble aguinaldo en un momento en que está previsto un déficit fiscal de $us3.200 millones para el 2018.

El presupuesto general del Estado tiene destinado para este año $us1.500 millones en inversión social, es decir en educación y salud. Con el dinero del Doble aguinaldo que debe pagar el sector público se podría incrementar esta inversión social en un 20% más.

Es importante señalar que esta medida se lanza en un momento en que los empresarios precisan incorporar procesos de innovación en sus empresas, dar saltos tecnológicos para acompañar las demandas de sus clientes y, de esta manera, impulsar el crecimiento económico. Para ello precisa de incentivos y no de medidas que asfixien las posibilidades de crecimiento y de aporte al país.