Categorías

Volver

CAINCO pide una política industrial compartida en Foro Económico

En la apertura del Foro Económico de CAINCO, el Presidente de esta entidad empresarial, Jorge Arias Lazcano, remarcó que ante la desaceleración que experimenta Bolivia debemos plantearnos una estrategia de futuro, basada en una política industrial compart

Nota de Prensa     18-06-2015

En la apertura del Foro Económico 2015 de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz, Bolivia - CAINCO, el presidente de esta entidad empresarial, Jorge Arias Lazcano, remarcó que ante la desaceleración que experimenta la economía boliviana, el sector público y el privado deben trabajar en una estrategia de futuro, basada en una política industrial compartida. Esta política debe ser de carácter nacional, tomando la diversidad y potencialidad de cada una de las regiones del país.

El líder empresarial indicó que en este contexto la capacidad de asimilar tecnología en el área industrial es crucial, y que sobre todo las Pymes deben ser potenciadas para incorporarse como las empresas que catalicen y desarrollen tecnología, ingresando al sector de las energías renovables y nuevos usos de materias primas. Finalizó señalando que “nuestra visión es ser exitosos en el siglo XXI, con industrias de avanzada y no quedarnos en el pasado añorando el éxito del siglo XX”.


En la oportunidad el Ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Luis Arce Catacora, coincidió en que es necesario trabajar en la industrialización del país. Apuntó que el Gobierno boliviano está trabajando en la industrialización de los recursos naturales, anunciando que en 2016 ya entrará en funcionamiento la primera planta de urea en territorio nacional. Asimismo manifestó que es preciso seguir con el proceso de industrialización del sector agropecuario y la construcción de la industria liviana, donde debe jugar un rol protagónico el sector privado.

La autoridad también se refirió a la necesidad de atraer inversión extranjera directa para consolidar el modelo económico, social, comunitario y productivo. Asimismo expresó que en la economía boliviana todavía hay espacio para la redistribución de los ingresos y garantizar las políticas sociales actuales.

Durante el desarrollo del Foro Económico de CAINCO el profesor César Hidalgo, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, con sus iniciales en inglés), hizo énfasis en las redes sociales como fuentes de información y conocimiento en nuestra era y la importancia de expandir las mismas para generar un mayor crecimiento. Señaló que los países se diferencian principalmente cuando sus industrias cristalizan la imaginación en nuevos tipos de bienes, dejando al margen de la economía a las naciones que solo producen exportan bienes primarios. Destacó el uso del Observatorio de Complejidad Económica como una herramienta para conocer el grado de información de cada economía y hacia que mercados podría dirigirse con su producción y su cultura productiva.
Igualmente Juan Carlos Franco, de la Fundación Mario Santo Domingo de Colombia, explicó cómo en su país se estaba implementando el Atlas de Complejidad Económica, expresando que ésta será una herramienta que sirva, una vez concluida, para que el sector privado y público puedan impulsar políticas mejor definidas que alienten el crecimiento con mayores probabilidades de éxito.

Por su parte Peter Siegenthaler, representante del Banco Mundial al hacer un diagnóstico de la economía boliviana identificó tres desafíos que tiene el país para desarrollar un crecimiento alto e inclusivo. El primero es salvaguardar sostenibilidad macroeconómica y fiscal, consolidando políticas en estas áreas, desarrollando mayor inversión en exploración hidrocarburífera para garantizar los ingresos fiscales. El segundo desafío se concentra en el desarrollo de sectores no extractivos, ampliando la participación privada en la economía y aumentando la productividad. El tercer desafío apunta a lo social, pues plantea la expansión del acceso a más oportunidades de prosperidad de los bolivianos, reduciendo las grandes disparidades que aún se registran como el acceso desigual a servicios de salud y educación.

La sesión de cierre del Foro Económico estuvo a cargo del prestigioso economista Dani Rodrik, quien enfatizó sobre un enfoque pragmático, oportuno y muchas veces –como el caso de China– no ortodoxo para promover el desarrollo industrial. Señalo que la experiencia muestra que las políticas que derivaron en un rápido crecimiento no se limitan al contexto macroeconómico, sino también a la política industrial y al contexto de coordinación y cooperación. Expresó que cada país tiene un diagnóstico distinto, sin embargo, políticas de crecimiento exitosas tuvieron ciertos elementos en común. Por ejemplo, la colaboración y coordinación entre el sector público-privado para identificar cuellos de botella, generando diseños de política creativos adaptados al contexto institucional y político, y finalmente, un proceso de monitoreo, evaluación y rediseño de políticas y acciones. Para finalizar remarcó que el crecimiento en los próximos años estará basado en la productividad de los servicios y en el mercado interno. Consideró que es crítico poder establecer políticas pragmáticas antes que ideológicas, entre las que se puede destacar el diálogo continuo con el sector privado. La experiencia ha demostrado que muchas veces los cambios de actitud por parte del gobierno son más efectivos para estimular la inversión y el emprendimiento que los incentivos financieros.