Categorías

Volver

Incrementos salariales deben ser acordes a la situación de cada empresa

En relación al Decreto Supremo N° 2346, que instituye el incremento salarial del 8,5% y fija en Bs. 1.656 el Salario Mínimo Nacional, CAINCO considera que para el sector privado estos aumentos deben ser acordes a la situación de cada empresa.

Nota de Prensa     05-05-2015

En relación al Decreto Supremo N° 2346, que instituye el incremento salarial del 8,5% y fija en Bs. 1.656 el Salario Mínimo Nacional, lo cual representa un aumento de 15% respecto al de 2014, la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (CAINCO) considera que los aumentos salariales para el sector privado deben ser acordes a la situación de cada empresa en particular respecto a las perspectivas de ventas, productividad laboral, disponibilidad de fondos y situación financiera, de tal forma que se asegure la sostenibilidad de la empresa y, por ende, de los empleos que genera.

En relación al tema, el Decreto Supremo N° 2347 que se refiere al alza salarial en las empresas públicas, instruye que para que sus trabajadores gocen de este beneficio hasta un 8,5%, el rendimiento (productividad y sostenibilidad) de dicha unidad productiva será el principal factor para el incremento salarial.
Tomando en cuenta que la Constitución Política del Estado indica que todas las formas de organización económica gozarán de igualdad jurídica ante la ley, no debería hacerse ningún tipo de diferenciación entre las normas que regulan el incremento salarial para los trabajadores de las empresas públicas y privadas. Por tanto, el incremento máximo debería ser, como en el caso de las empresas públicas, de 8,5%.

Además esta posición está sustentada por los convenios 26 y 131 firmados por parte del Estado con la OIT (Organización Internacional del Trabajo), que ponen como parámetro la productividad para la fijación del Salario Mínimo Nacional y los incrementos salariales, incluyendo que los mismos deben ser acordados de forma tripartita entre el Gobierno, los trabajadores y los empleadores. A la fecha este aspecto no se ha cumplido, ya que para delimitar este tema el Gobierno solamente ha convenido con la Central Obrera Boliviana, excluyendo al sector empresarial, que es el principal creador de empleos en Bolivia.

En las próximas semanas y acorde al procedimiento del caso, el Ministerio de Trabajo emitirá una Resolución Ministerial que reglamentará el Decreto Supremo N° 2346, determinando la forma, contenido y plazo de presentación de los convenios colectivos de incremento salarial, la obligatoriedad de aplicación a determinados niveles jerárquicos de la planilla y los mecanismos de sanción ante el incumplimiento de esta medida.

CAINCO considera importante que dicha resolución establezca la no obligatoriedad de la aplicación de la medida para los cargos ejecutivos y de dirección de las empresas, la determinación de que este decreto debe aplicarse sobre el haber básico del trabajador (y no sobre su total ganado), la estipulación expresa de que la retroactividad no alcance a los subsidios de prenatalidad y lactancia, dada su especial naturaleza, así como la fijación de un plazo prudente para el pago respectivo a los trabajadores.