Categorías

Volver

Las utilidades de empresas privadas formales sustentan a 300 mil emprendedores y más de la mitad es reinvertida

Jorge Arias presidente de CAINCO señaló que más del 60% de las utilidades privadas son reinvertidas,. Utilizando información estadística oficial señaló que un conjunto de más de 350 mil emprendedores perciben una utilidad de $us 10.000 al año.

Nota de Prensa     24-05-2017

Jorge Arias señaló que más de $us4.000 millones aparentan ser una gran cantidad de dinero en términos de utilidades del sector privado nacional. Sin embargo, cuando se analiza la composición de este monto se encuentra otra realidad.

Sólo un poco más de $us800 millones de las utilidades señaladas provienen de 3.800 empresas consideradas Grandes y Principales Contribuyentes (GRACOS y PRICOS), que por lo general son empresas cuya rentabilidad bruta en promedio ronda los $us210 mil.

Por encima de $us3.000 millones provienen de más de 350 mil contribuyentes privados formales, lo que claramente y haciendo una simple división, implica algo menos de $us10 mil anuales de utilidades por unidad económica, sobre todo micro y pequeñas empresas y, en menor proporción, consultores. Por tanto, esto implica que es en realidad un ingreso de las familias propietarias que se destina principalmente al consumo.

Todas estas unidades económicas, desde las más pequeñas hasta las grandes, efectúan su mejor esfuerzo para invertir sus recursos en la compra y renovación de sus equipos, puesto que en un contexto donde la tecnología cambia continuamente, la obsolescencia les impediría seguir operando y participar en el mercado.

Por ese motivo, las empresas privadas en su conjunto invirtieron más de $us2.600 millones en 2016, más del 60% de sus utilidades, pese a las dificultades que existen para el desarrollo de la actividad empresarial en el país como una política salarial desproporcionada, barreras para el desarrollo de las operaciones de las empresas e incluso una excesiva y no oportuna fiscalización tributaria, entre otros.

Arias sostuvo que es importante generar condiciones para que las empresas puedan seguir generando crecimiento para el país, para lo cual es importante reconducir las relaciones con el Gobierno Nacional, con el objetivo de que puedan comprender la realidad de las empresas más allá de los indicadores globales y desarrollar medidas y acciones que sean equilibradas.

“Me inclino por trabajar en conjunto. Solo así podremos remontar la desaceleración económica, sumar esfuerzos para la generación de empleos e impulsar el objetivo común de elevar el desarrollo económico de Bolivia”, concluyó.