En el marco del primer Simposio Internacional Nutrición y Fisiología Vegetal, Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo, destacó que estos eventos son propicios para incentivar al sector productivo, que está estancado, desde hace 5 años, con una producción nacional promedio de 17 millones toneladas de alimentos, y en el caso de Santa Cruz 12.6 millones de toneladas.

Mencionó que las causas principales del estancamiento en la producción de alimentos son el uso de semillas genéticamente modificadas que el Gobierno hasta ahora no autoriza, a pesar que la Gobernación y la CAO vienen demandando desde hace 12 años.
Así mismo, hizo notar que el contrabando de alimentos, sobre todo de países como Argentina y Brasil, que han depreciado su moneda en 865% y 129% respectivamente, desde noviembre del 2011 hasta septiembre del 2018, ha implicado un incremento sustancial de la importación de alimentos, que en el 2006 solo alcanzó a 236 millones de dólares, y en la gestión pasada la importación superó los 626 millones de dólares, sin tomar en cuenta el contrabando en virtud a la extensa frontera en esos dos países.
Corresponde por tanto que el Gobierno ejecute una política para contrarrestar esta actividad ilícita que afecta la producción nacional y origina el estancamiento del sector agropecuario, concluyó Alpire.

Fuente: El Mundo