Sonia Sosa cuenta que desde muy joven tuvo el sueño de tener su propia empresa. Hoy, junto a su familia, no solo ve ese sueño cumplido con la consolidación de Sorimen SRL, sino que cada día puede ver a sus clientes satisfechos por el servicio integral y de calidad que les brinda.

Sonia Sosa es gerente general de Sorimen SRL, empresa importadora de materiales para la construcción, representante de importantes marcas internacionales y con 23 años de trayectoria en el mercado.

“Yo siempre tuve el sueño de tener mi propio negocio. Y como estudié comercio exterior y marketing, y trabajé por algún tiempo en dos importadoras de materiales de construcción, en 1996 me dije ‘Sonia, vos podés’. Fue así que me animé a poner Sorimen”, cuenta sobre sus comienzos en el mundo empresarial, que fue en su casa, con sus hijos aun pequeños y acompañada de su hermano, el ingeniero civil Silvio Sosa, quien hasta hoy es su mano derecha llevando adelante el trabajo relacionado a la logística y de distribución en obras.

Ese año, 1996, hizo su primera importación de griferías. “Me ofrecieron la representación de la fábrica FV, una marca que se vende sola, y un año más tarde me dieron la representación de los sanitarios Ferrum, de industria argentina”, explica.

Cuenta que por algo de diez años se concentró en trabajar solamente con esas dos marcas.  “Me ofrecían otras representaciones, pero no quise aceptar porque yo ya tenía experiencia y sabía que siempre el dueño tiene que estar encima, cuidando cada detalle, para que el negocio funcione”. Bajo esa lógica se mantuvo también por varios años con una sola tienda, que actualmente es su casa central ubicada en el 3er anillo externo de la Av. Beni de la ciudad de Santa Cruz.

Pero con el tiempo, con la conformación de Sorimen SRL hace ocho años y la incorporación de sus hijos a la empresa como socios y parte del Directorio, ya profesionales, el crecimiento se dio paulatinamente. Hoy, 23 años después de sus inicios, Sorimen cuenta con dos sucursales: una en instalaciones de Casa Design y la otra en la Av. Virgen de Cotoca; con ambas sucursales y la central logran cubrir las demandas del mercado, tanto el masivo como aquel más exclusivo. Por otra parte, la empresa mantiene presencia en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Tarija a través de distribuidores y puntos de venta.

De sus tres hijos, Oscar Hugo, Cristian y Sonia Méndez Sosa, los dos varones se dedican cien por ciento a la empresa, desempeñándose en las gerencias de importaciones y de ventas; mientras que la tercera combina su profesión de odontóloga con labores de asistencia en gerencia general.

Sonia confiesa que trabajar con su familia no ha sido nada fácil. “Es una mezcla entre responsabilidad y sentimientos. Es difícil separar una cosa de la otra”, señala, pero aclara que con trabajo han logrado buena armonía. “Todos sabemos que en la oficina y en las reuniones de Directorio yo soy la gerente general y mis hijos son los gerentes de sus respectivas áreas; la mamá queda afuera. Así nos ha funcionado bien”, sostiene.

Sonia Sosa, gerente general de Sorimen SRL

Para ello, cuenta que ha pasado cursos sobre empresas familiares y otro tipo de capacitaciones que le han permitido comprender las diferencias generacionales, sus necesidades y particularidades, y la mejor forma de hacer de esto una complementariedad.

“Hace cuatro años que formo parte del programa Women CAINCO y considero que es lo mejor que me pudo haber pasado, porque no solo me estoy actualizando en temas relevantes para la empresa, sino que estoy constantemente compartiendo experiencias de trabajo y personales con las otras mujeres participantes del programa, ya sean de mi edad o de la edad de mis hijos, de modo que puedo aprender además a trabajar con ideas de diferentes generaciones”, señala Sonia.

Ella hace mucho hincapié en el tema generacional porque le toca vivirlo cada día con sus hijos. “Mientras yo siempre repito ‘el ojo del amo engorda el ganado’, tal como me enseñó mi madre, ellos tienen la idea de que ya no es necesario estar en la oficina todo el tiempo, porque desde su celular lo pueden resolver todo”, comenta, no sin antes explicar que a la larga ella también tuvo que subirse a la era de la tecnología, y que hoy ya no necesita ir hasta su oficina o al banco para pagarle a alguien, por ejemplo, sino que también acude al celular para hacer transferencias u otro tipo de gestiones.

“Soy una persona a la que le gusta aprender cada día. Por eso ser parte de Women CAINCO me ha servido mucho como herramienta empresarial y personal. ¡Salgo de las capacitaciones con los ánimos de cambiar el mundo!”, manifiesta.

Para ella, actualizarse y no quedarse estancada es primordial para llevar adelante una empresa y hacer frente a los obstáculos que pudieran presentarse, como la competencia desleal, el mercado informal y el contrabando. “Nosotros tenemos la suerte de que el sector de la construcción es noble; en Santa Cruz se sigue construyendo. Aunque ahora el ritmo es un poco más lento, no nos podemos quejar porque hay otros sectores que están siendo mucho más golpeados”.

 

– Espacio publicitario –

 

El liderazgo logrado en Santa Cruz por Sorimen en estos 23 años se debe al alto nivel de satisfacción que sus clientes obtienen por el eficiente servicio que la empresa brinda en pre y post venta y la atención personalizada a ingenieros y arquitectos, y a los clientes en general.

“Con Sorimen lo que he querido dar es un servicio completo al cliente, por eso también nos ocupamos de capacitar a nuestros técnicos en la instalación de los materiales, para que después el cliente no tenga problemas en su obra a causa de instalaciones mal realizadas”. Entre las marcas que se pueden encontrar en Sorimen se destacan la grifería de FV, los sanitarios Ferrum, porcelanato Grespania, cerraduras Currao y Pado, y Mi pileta.

 

 

Espacio publicitario